Mérida, un viaje al pasado

En nuestro viaje en furgo por tierras del Sur y dado que nos separan casi 1000 kms de nuestro primer destino, buscamos un lugar para parar y seguir viaje. Vamos en busca de un buen lugar de pernocta que nos quede a pocas horas, sin intención de perder demasiado tiempo, sin embargo, y ésta es la magia de viajar a tu aire, nos encontramos a Mérida en el camino, leemos varias crónicas y sobre todo vemos imágenes que nos atraen y decidimos no sólo pernoctar allí, sino dedicarle al menos un día para conocerla.

Y es que Mérida tiene un secreto en su interior, un secreto muy bien guardado pero disponible para todo el que quiera llegar a descubrirlo.

Capital de Extremadura y situada en la provincia de Badajoz dice la historia que fue fundada en el año 25 a.C por el emperador romano Carlo Augusto. Se convierte en su momento, en una de las ciudades más importantes de Hispania, siendo la capital de Lusitania.

Fruto de su historia podemos hoy disfrutar de un conjunto arqueológico declarado patrimonio de la Humanidad en el año 1993 y trasladarnos a la antigua Roma simplemente callejeando de un monumento a otro.

Llegamos a última hora de la tarde, ya de noche pues viajamos en Diciembre y en medio de un aguacero monumental. Tenemos previsto pasar la noche en un parquing de AC privado en el mismo centro del conjunto monumental y aunque nos pasamos la entrada por despiste es muy fácil de encontrar.

Se trata de un área amplia y limpia, con seguridad 24h y barrera de acceso donde por 12€ tenemos además los servicios de vaciado y llenado de aguas y si deseamos electricidad también está disponible por 3€ más.

Pensamos dar un paseo sin luz, pero desistimos por la lluvia y nos retiramos enseguida a descansar para poder madrugar, mañana dan despejado y debemos aprovecharlo.

Area AC Mérida, imagen alojada en www.campercontact.com/es

Nos levantamos temprano, levantamos persianas y… bingo!, el sol asoma entre las nubes. Después de desayunar nos dirigimos a pie hacia el centro del conjunto monumental, apenas un breve paseo desde el Área para ir calentando motores y nos encontramos de lleno con la entrada al Conjunto Monumental.

Aquí está la taquilla para sacar una entrada individual al teatro y anfiteatro romano y otros monumentos por separado o bien para sacar una entrada  conjunta a todos ellos y visitar los que se quieran.

Evaluamos los precios, la primera y grata sorpresa es que los peques no pagan nada, al ser menores de 12 años e ir acompañados por sus padres tienen entrada gratuita. En parte por ese motivo y también porque no sabemos cuanto tiempo vamos a dedicar a Mérida decidimos sacar la entrada completa, es posible que no le saquemos partido, pero el ahorro en tickets infantiles nos hace querer colaborar con el mantenimiento de este patrimonio.

Estos son los precios en Diciembre de 2016;

  • Entradas conjuntas para la totalidad de los recintos:
    • Normal                       15,00 €
    • Reducido                      7,50 €
    • Grupos                         8,00 €
  • Entrada individual al Teatro y Anfiteatro Romanos:
    • Normal                       12,00 €
    • Reducido                      6,00 €
    • Grupos                         7,00 €
  • Entrada individual a cada uno de los restantes recintos:
    • Normal                         6,00 €
    • Reducido                      3,00 €
    • Grupos                         4,00 €

Comenzamos por tanto por el Anfiteatro Romano, es fácil contagiar aquí a los peques de la casa, el lugar donde luchaban los gladiadores y las luchas entre animales o animales y hombres!! Qué placer ver la sonrisa en la cara y los ojos de entusiasmo pidiendo más información. Es verdad, a veces tanto ¿Y porqué? ¿Y para qué? puede desesperar, pero amigos, están pidiendo un trozo de la historia, qué mejor oportunidad de enseñar cuando la motivación es tan alta?

La verdad es que nos sorprende la buena conservación del anfiteatro. Hemos visitado Roma y aunque el Coliseo te deja con la boca abierta y emocionados, este pequeño anfiteatro te traslada muy bien a una pequeña Roma. Nos hace entender qué Mérida fue una gran capital romana porque estos edificios de alta sociedad así lo indican.

Después de pasear por las gradas, de bajar a la arena y de sacarnos algunas fotos para enviar in situ a la familia, nos trasladamos al famoso teatro romano de Mérida.

De la misma antigüedad y conservación que el anfiteatro nos encontramos una grada en conservación, con andamios y telas. Alguna vez habéis tenido un viaje en que ningún gran monumento estuviera en obras? Creo que tendría que pensar mucho para dar una respuesta positiva.

Aún así nos gusta mucho, seguimos explicando a nuestra parte más pequeña de la familia el uso de este recinto y cómo hoy día en este lugar se sigue pudiendo ver teatro en directo, – ¡¡queremos venir una noche!!  – sí hija sí, yo también, pero no hay obras hasta el verano. Así que nos imaginamos el lugar lleno de gente en silencio escuchando a los actores y actrices resonar por las gradas y disfrutando del juego de luces de tan bello lugar.

Related Post

Os dejo el link del Festival de teatro de Mérida 2017.

El tiempo pasa deprisa y mientras recorremos los jardines traseros del teatro nos damos cuenta que llevamos dos horas para tan sólo estos dos monumentos y que la hora de un pequeño almuerzo comienza a ser reclamada.

Como estamos en el sur vamos a disfrutar de unas tapas, en mi tierra serían pintxos, y un pequeño refrigerio. Alrededor de la entrada principal se encuentran varios lugares bien acondicionados, todos a la búsqueda de turistas entregando flyers y ofertas, qué poco disfruto esos avasallamientos.

Entramos en el Augusta Tapas, la decoración nos pareció bonita, limpia y moderna y la verdad es que el sitió nos trató bien. Las tapas elegidas ricas y rápido servicio aunque las reseñas del lugar dicen un poco de todo. Será cuestión de suerte?

Y una vez recargadas las pilas nos ponemos de nuevo en marcha y nos dirigimos a la Casa Romana del  Mitreo, está a unas pocas calles y nos permite dar un paseo tranquilo. Pensamos en un recinto pequeño pero la realidad es que es un gran terreno vallado con una serie de pasarelas en altura que recorren circularmente la antigua edificación.

Lo cierto es que no sabemos muy bien la parte histórica de la misma pero el mapa que nos facilitan con la entrada general nos saca de dudas. Recibe el nombre de Casa del Mitreo por su proximidad con los restos de un posible templo dedicado a Mitra que colindaba con él (hoy desaparecido). Y el motivo por el que vamos hasta aquí no es otro que poder observar el Mosaico Cosmológico. En él se representa la concepción del mundo y de las fuerzas de la naturaleza que lo gobiernan.

Nos resulta curioso ir recorriéndola y hacer un ejercicio de imaginación sobre las dependencias que observamos. Lo cierto es que los paneles informativos son muy completos y ayudan a situarse. Muchos de los suelos tienen grandes mosaicos, algunos muy parciales pero aún así dignos de ver. Para la peque es la parte que más le gusta pues hace pocos días han estado haciendo mosaicos en el colegio y ver mosaicos de hace miles de años (data del siglo I d.C) le sorprende y alegra. Lección práctica de historia!!

Se nos termina la mañana pero queremos llevar a los peques a un último lugar, al circo romano. Está de nuevo a varias manzanas de allí, pero nada que no se resuelva paseando. El nivel de conservación es relativo, el espacio está, se intuye fácilmente, pero apenas hay gradas conservadas más allá de pequeños bloques de piedra diseminados.

No obstante en este lugar y en el edificio de la entrada reproducen un pequeño corto cinematográfico sobre uno de aquellos valientes o descerebrados que se jugaban la vida en cuadrigas para el deleite del público y a los peques les encanta, así que damos por buena la visita.

Queda muchísimo por ver y pensamos regresar a Mérida para dedicarle un tiempo mayor, tanto como le corresponde, nos vamos sin ver el templo de Diana, la alcazaba árabe, etc. Pero el día se acaba y vamos a poner rumbo a Huelva donde al día siguiente visitaremos Doñana al amanecer y para ello debemos estar descansados.

Regresamos al área AC, abonamos ésta al guarda, al que también le agradecemos los servicios prestados y seguimos nuestro viaje prometiendo a Mérida que le dedicaremos más tiempo en otro momento. El contacto ha sido breve y escaso pero suficiente para hablar bien de ella.

Área de Pernocta

Parking del Teatro Romano
C/ Cabo Verde, s/n

GMS: N 38º 55′ 8.48″   W6º 20′ 10.08″

Precio: 12€ servicios de vaciado y llenado de agua + 3€ si se desea electricidad

Silvia:

View Comments (0)

Related Post

Nos obligan a molestarte con la obviedad de que este sitio usa cookies. Tranquilo, nos gustan tan poco como a ti.