Nacimiento del cadagua

Viernes de semana santa 2016,  no daban nada bueno, todo lo contrario, cielo encapotado, ha llovido por la noche… si no fuera porque hemos quedado con una primas mías para pasar el día suspendía la actividad.

A veces sólo el compromiso de querer compartir el tiempo con quién estás a gusto es suficiente motivo para salir de casa, así que preparamos mochilas con agua y comida y sumamos chubasqueros y ropa de cambio.

Objetivo del día, el nacimiento del nervión. Quedamos con mis primas en el primer parking, junto a la barrera de acceso, de esa forma aparcamos un coche y vamos en el nuestro que es un 7 plazas. Nada más llegar parking hasta la bandera (y eso que aún son las 10 de la mañana) y todo embarrado, además parecía una romería de semana santa con tanta gente. Algo que empieza tan mal sólo podía acabar igual, en este caso con un salto totalmente seco. Decepcionados por la imagen y casi por tener que pedir hora para asomarnos al balcón panorámico decidimos dar la vuelta y marchar hasta el nacimiento del Río Cadagua.

No tiene nada que ver con lo que hemos planificado pero pensamos que aquí apenas habrá gente y lo necesitamos.

El río Cadagua es uno de los afluentes más importantes que tiene el río Nervión y para nosotros que somos de Bilbao bien merece nuestra visita. Es curioso alcanzar un nacedero porque nunca sabes que encontrarás, en algunos casos una pequeña laguna que se forma de la surgencia de un río, en otros como en el cadagua parece un río adulto que surge con mucha fuerza para sortear las piedras que embellecen su entorno. Curioso resulta además saber que en verano el nacimiento se ve seco y puede alcanzarse para su disfrute la cueva de la que este río nace.

Para alcanzar el nacedero dejamos el coche en la pequeña localidad de Cadagua. Seguimos un camino que parte por detrás de la iglesia y en ligero descenso. A unos 300 metros del pueblo, junto a unos altos pinos y en una marcada curva, una típica vaya montañera permite acceder a un limpio prado que debemos atravesar. Al final de éste ya vemos el río y sólo debemos remontarlo unas centenas de metros para alcanzar y disfrutar de este nacimiento.

Related Post

Por si el relato no os anima a la visita añadamos unas imágenes que sí lo consigan.

Silvia:

View Comments (2)

    • Hola Leyre,

      Practicamente llegas allí a poco de dejar el coche pero no puedes ir con carrito de bebe porque tienes que pasar una valla para acceder al último tramo y el propio nacimiento son 20-30 metros entre raices y piedras, como si fueran escalones naturales, no es un camino. Pero es tan poca distancia que si no tienes mochila de bebe puedes ir con el/ella en brazos dando un muy pequeño paseo.

      El que sí puedes hacer con carrito sin ningún problema es el nacimiento y salto del nervión que si no conoces merece la pena.

      Muchas gracias por pasarte por aquí. 😊

Related Post

Nos obligan a molestarte con la obviedad de que este sitio usa cookies. Tranquilo, nos gustan tan poco como a ti.